viernes, 21 de diciembre de 2012

Como escribir para un blog

Tengo con este blog casi dos años y en todo este tiempo he tenido temporadas altas y bajas, sé que para lograr aumentar mis visitas debo ser constante, pero como nos pasa a algunas personas, llega un momento en el que ya no tenemos un tema del cual escribir. En ese momento lo dejamos de hacer, pueden pasar meses hasta que encontremos un tema para escribir, pero como bajan nuestros seguidores, esto nos hace decaer en ánimos y provoca que olvidemos nuestro blog por más tiempo.

Blog

En lo personal, gran parte del problema fue que nunca me planteé un calendario. Esto repercutió en que cuando se me ocurría un tema del cual escribir lo hacía y lo publicaba, cuando se me ocurría otro lo hacía y lo publicaba ese mismo día o al siguiente; así sucesivamente hasta quedarme sin temas de los cuales escribir y terminaba abandonando el blog por meses de nuevo.



Para esto creo tener la solución, es muy simple. Lo único que se debe hacer es un tipo de calendario semanal en el cual tengamos ya marcados los días con una temática específica. Por ejemplo, a mí se me ocurrió el miércoles para poner frases, fotografías, contenido multimedia, o cosas así. En el momento que me sale algo que me inspire a escribir en relación a ello o que entre en esa “categoría”, lo escribiré, pero no lo publicaré hasta que llegue ese día. En caso de que se me ocurra más de una cosa, publicaré una el miércoles y programaré para el siguiente miércoles la otra publicación en la que pensé. Eso sí, si hoy se me ocurren tres entradas y tengo tiempo, hoy mismo las escribiré. No por el hecho de que se publiquen hasta dentro de dos o tres semanas dejaré de hacerlo, ya que de no escribirlas puedo olvidar el punto específico que quiero abordar o cambiarle el sentido a lo que intento escribir si dejo pasar mucho tiempo. Esto puede terminar en una entrada que no me guste y que al final no se publicará.

Por este motivo hay entradas que comienzan con un “Ayer hice...” o “El día de hoy...” y probablemente eso pasó hace unos días o tal vez semanas. Este método no lo había utilizado anteriormente porque quería tener muchas publicaciones en mi blog y que se viera contenido variado en él, pero eso repercutió en que me quedará sin temas muy rápido. En cambio, ahora así tengo algunas publicaciones en cola y en la semana sólo me preocupo por las que no he programado, o bien, la que tenga menos en la lista de espera.

Por último y más importante, las dos cosas que hacen que un blog se levante son muy básicas, aunque no siempre fáciles de conseguir. Primero que nada el contenido propio, ya que si se publican cosas sacadas de otro lado habrá quién conozca la fuente y vendrá a tu blog a decirle a tú público que te estás robando el contenido, y eso disminuirá tus seguidores. Lo otro es la constancia, así sean diez las personas que te sigan, esas diez se convertirán en cien, luego en mil, y seguirán aumentando si cumples estas dos reglas: constancia y contenido propio.

Tschüss.